• Santos Robles

1º de mayo de 2022

Este año viene marcado por la entrada en vigor de la nueva reforma laboral que, por primera vez supone algunas mejoras para las y los trabajadores. Sin embargo, queda mucho por hacer y mucho por lo que luchar.


Otro de los eventos que están marcando este año es la Guerra de Ucrania y sus efectos sobre la economía española con alzas en los precios de la energía y los productos básicos.

Con la inflación más alta de los últimos 30 años, tenemos que reclamar mejoras salariales para proteger el poder adquisitivo de las personas asalariadas y también para fomentar la actividad económica ya que, a menor poder adquisitivo, menores ventas para las empresas.


Hay que exigir el control del precio de la energía, no a costa de subvencionar el precio o reducir impuesto, ya que estas medidas sólo benefician a las empresas, sino imponiendo límites al precio para acabar con los injustos beneficios que obtienen las energéticas.


No podemos permitir que las grandes empresas se lucren a costa de la vida de las personas. No es justo que obtengan enormes beneficios a costa del sufrimiento de una mayoría.


¡Por todo eso y mucho más, despierta! ¡Únete a nosotros el día 1 de mayo!

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo